El ábaco es el primer precursor conocido de los modernos computadores digitales, aunque se pueda argüir a este respecto que más que una calculadora en sí es un artlilugio que permite "llevar cuenta" de los cálculos mentales llevados a cabo por su operario.
Su origen es probablemente mesopotámico, aunque su forma moderna se debe a la cultura china, donde aun hoy los ábacos son utilizados en el día a día por comerciantes y contables.
Aunque existen en la actualidad una gran variedad de ábacos, entre los que cabría destacar por su popularidad el Soroban japonés, el más extendido de entre todos ellos es el suan-pan o ábaco chino. Este se compone de una serie de hileras formadas por una serie de cuentas insertadas en una varilla por la que pueden deslizarse libremente, representando de esa manera un número del 0 al 9.
La primera hilera de la derecha corresponde a las unidades, la segunda a las decenas, la tercera a las centenas y así sucesivamente. Cada una de estas hileras se halla dividida en dos mitades:
La inferior tiene cinco cuentas y cada vez que cada una es desplazada hacia la división central representa una unidad.
La superior
sólo tiene dos cuentas y cada vez que una de ellas es desplazada hacia la división central viene a representar cinco unidades.

Pero nada mejor que empezar a utlizar un ábaco, aunque sea virtual, para comprender su funcionamiento! Podéis mover las cuentas del ábaco que se halla sobre estas lineas "pinchando" en cualquiera de sus cuentas, y volver a ponerlo a cero haciendo 'click' sobre la barra roja. Además podéis acceder a una clase interactiva sobre sus funciones más básicas gracias a los botones de ayuda que se encuentran bajo el mismo. ¡A calcular!